Leche de coco

Leche de coco

¿Qué hay dentro?

La leche de coco sigue siendo uno de los alimentos básicos para muchos habitantes de las islas tropicales. No es de extrañar, después de todo contiene muchos ingredientes saludables.

¿Qué es la leche de coco?

La leche de coco es un líquido blanco y cremoso que se obtiene a partir del coco. Tiene un aroma afrutado y almendrado y todavía hoy cuenta entre los alimentos básicos de muchos habitantes de las islas tropicales. La leche de coco no es el líquido que se encuentra dentro del fruto, sino que se elabora a partir de la pulpa del coco. Este proceso se lleva a cabo sin ningún aditivo químico, solo a partir de los componentes del mismo coco. La obtención de la leche de coco se puede realizar mecánica o manualmente. Solo se necesita la pulpa blanca de un coco maduro. Se ralla y, con ayuda de una prensa o un paño de algodón, se exprime. Tras esto, se obtiene una leche viscosa que también se llama primera leche. Para diluirla, se mezcla con agua. De esta manera se obtiene la denominada segunda leche.

Valores nutricionales y calorías de la leche de coco

La leche de coco es rica en vitaminas, nutrientes y minerales, entre los cuales destacan el potasio, sodio, hierro y magnesio. La leche de coco aporta a nuestro equilibrio vitamínico vitaminas C, B1, B2, B3, B4, B6 y vitamina E. El coco es por naturaleza un fruto graso: la leche de coco tiene el 20 % de grasa. 100 mililitros de leche de coco contienen 197 calorías. Sin embargo, la leche cremosa es una alternativa sana y vegana a la nata. Tiene muchos nutrientes y contiene exclusivamente grasas vegetales.
Las grasas del coco son ácidos grasos sanos, en concreto, triglicéridos (grasas neutras). Los ácidos grasos de cadena media no se posan directamente en las caderas, sino que son digeridos rápidamente y transformados por el cuerpo en energía y son un recurso importante. Sin embargo, en caso de realizar una dieta de peso, se debe renunciar a un consumo excesivo de leche de coco, ya que en caso de un consumo elevado de los ácidos grasos, no es posible transformar todas las grasas en energía.

Valores nutricionales

Contenido medio por cada 100 ml de leche de coco:
Energía: 727 kJ/176 kcal
Grasas: 18,2 g
- grasas saturadas 17,1 g
Hidratos de carbono: 1,4 g
- de los cuales son azúcares1,4 g
Fibra: 1,5 g
Sal: 0,01 g

¿Es efectiva la leche de coco para adelgazar?

Si se realiza un consumo moderado diario de leche de coco, se puede llevar a cabo la dieta con éxito. Esto se debe a los triglicéridos (grasas neutras), que en lugar de depositarse directamente en las caderas como sucede con otras grasas, el cuerpo los transforma primero en energía. Además, la leche de coco estimula el metabolismo. Sin embargo, si se desea perder peso, no debe consumirse en exceso ya que al consumir demasiada leche, se consume más energía de la necesaria y deberá renunciarse al éxito de la dieta. Durante una dieta no debe consumirse más de 50-60 mililitros diarios.

Conservar correctamente la leche de coco

La leche de coco habitual que se encuentra en los estantes del supermercado suele conservarse mediante el calentamiento. Como los ácidos grasos de cadena media son estables al calor, la leche de coco calentada no pierde ninguna de sus propiedades y sustancias saludables. Si te gusta cocinar platos exóticos y asiáticos, guarda en tu despensa siempre una reserva de leche de coco. La leche de coco en lata se puede conservar durante un tiempo prácticamente ilimitado sin refrigerar. La leche de coco, una vez abierta, se conserva durante aproximadamente tres días dentro de la nevera.
En cambio, la leche de coco fresca y cruda es difícil de encontrar en el mercado debido a su poca durabilidad. Sin embargo, puedes elaborarla tú mismo. La leche de coco fresca puede conservarse en la nevera en un recipiente hermético cerrado durante 3 y 4 semanas. Si no existe la opción de refrigeración, la leche de coco fresca debe consumirse de inmediato.

Leche de coco, aceite de coco, agua de coco...

¿qué es cada cosa?

Hay muchos productos que pueden obtenerse a partir del coco. Por ejemplo, el agua de coco, la nata de coco y la leche de coco... A veces es difícil saber diferenciarlos.
El agua de coco es el líquido que se encuentra en el interior de un coco maduro. Solo con hacer un agujero y meter una pajita ya se puede disfrutar del agua de coco. El agua de coco es clara y es dulce.

La leche de coco es el líquido sabroso y cremoso que se puede formar a partir de los componentes del coco. A partir de la pulpa madura, triturada y prensada, se obtiene la leche cuya tonalidad varía de blanco a gris y tiene una consistencia viscosa. Para elaborarla en casa, pon la pulpa en una batidora, añade un poco de agua caliente y bátela. A continuación, cuela la masa por paño de algodón. Así es como se obtiene leche fresca de coco.
Si se deja reposar esta leche fresca de coco durante un día, el porcentaje de grasa se deposita. Con un cucharón se puede sacar la capa superior del líquido: es decir, la nata de coco.

 

La leche de coco en la cocina

Aunque el uso de la leche de coco no está muy extendido en Europa, hay miles de posibilidades y recetas para empezar a utilizar la leche de coco en nuestra cocina. Los países asiáticos nos enseñan: aquí se usa la leche de coco en sopas, cocidos y platos con verduras y carne. Prueba un curry delicioso o un plato vegano de verduras con leche de coco. La leche de coco también puede actuar como el sustituto bajo en calorías de la nata. Prepara tu próximo cocido con leche de coco o añade en tu próxima crema de calabaza un chorro de leche de coco en lugar de nata.
La leche de coco también puede utilizarse en platos dulces y puede utilizarse para refinar helados, cremas o smoothies nutritivos.
Aquí, la Piña Colada es muy conocida y se mezcla tradicionalmente con leche de coco. Pero todavía hay muchos cócteles con leche de coco esperando ser descubiertos.

Alternativa vegana y sin lactosa a la leche de vaca

En los últimos años, muchas personas padecen intolerancia a la lactosa. También, cada vez más personas optan por un estilo de alimentación saludable y renuncian a productos industriales que favorecen la cría de animales en gran escala. La leche de coco es un producto natural auténtico que todavía sigue siendo un alimento básico en muchas regiones tropicales. La leche de coco también puede utilizarse como una valiosa alternativa a la leche de vaca tradicional. Puesto que, a pesar de su denominación, no se trata de un producto lácteo. Por consiguiente, la leche de coco no contiene lactosa, lo que la hace idónea para los intolerantes a la lactosa. Para utilizar la leche de coco como producto sustituto, diluye la crema consistente con agua y utilízala para la acompañar muesli o café.

Pilze

Qué es el árbol de la moringa

El polvo verde de moringa es especialmente rico en nutrientes y puede utilizarse de forma muy versátil en la cocina moderna. Por sus múltiples y positivas...

Continuar leyendo

El coco, un multitalento

Todos el mundo lo conoce: el coco. Con pajita y sombrilla es sinónimo de refresco tropical. Pero el coco es mucho más que eso:

Continuar leyendo

Agua de coco: deliciosa bebida refrescante

No solo las estrellas como Madonna han descubierto el agua de coco, también los deportistas y todas las personas concienciadas con un estilo de vida saludable.

Continuar leyendo

Cancelar

Language Redirect

Would you like to be redirected to the another web site?

Toggle Nav

We collect cookies

We at Dr. Goerg would like to offer you the best possible shopping experience for our products. By clicking on Allow everything, you consent to us collecting your data using technologies. This data helps us to improve our online presence for you and to provide extended functions. You can adjust your consent at any time in the data protection declaration. If you decline, we will only collect technically necessary data. Further information can also be found in our terms and conditions or impressum