Harina de coco

Harina de coco, un placer exquisito en la cocina

¿Aún no has probado la harina de coco? Si todavía no lo has hecho, estás tardando. La ventaja de la harina de coco frente a otras es muy sencilla: es rica en nutrientes y no contiene gluten. No existe ninguna otra harina capaz de ofrecer esta combinación ligera y buena para la salud. Es perfecta para cocinar y hornear. Muy poca es suficiente para añadir un sabor excepcional a tus platos favoritos. Pruébala tú mismo.

Parrilla Lista

Establecer dirección descendente

4 artículo(s)

Parrilla Lista

Establecer dirección descendente

4 artículo(s)

La Harina de coco bio premium de Dr. Goerg contiene un 12% aproximadamente de preciado aceite de coco y un 40% de fibras. Este producto resulta excepcional por su elevado contenido proteico (20%) frente a las harinas tradicionales. Se trata, además, de proteínas de la mejor calidad biológica. Esta harina rica en fibra contribuye a tu bienestar físico y mental sin que el sabor se resienta: impregna de su aroma todas tus hazañas gastronómicas. Y, por si fuera poco, los celiacos están de enhorabuena: no contiene gluten.

LA HARINA DE COCO EN LA COCINA

La harina de coco bio es perfecta para hornear bizcochos y otros pasteles. La próxima vez que hagas tu tarta favorita, sustituye con esta harina hasta el 20% de la harina de cereal. Y si haces tortitas, puedes prescindir por completo de los productos tradicionales y utilizar harina de coco. Además, los platos salados o calientes, como sopas, guisos, curries, estofados y salsas, también admiten este ingrediente que les confiere un aroma muy reconocible. Sucede lo mismo con postres y bebidas, como batidos y smoothies. ¿Por qué no pruebas a mezclar 2 cucharadas de harina de coco con muesli o yogur? Incluso en pequeñas dosis proporciona un sabor sutil a todos los platos y contribuye a tu bienestar en general.

Preguntas

Llama a nuestro departamento de atención al cliente de lunes a viernes de 08:00 a 17:00

Hotline: +49 (0) 2602 93 46 90
X
Erntefrische Garantie

72 Stunden von der Ernte bis zum Produkt